fbpx
Deco y Eventos

RAMIRO FERRARI

Viviendo la cocktailería


Ramiro Ferreri es considerado uno de los bartenders más elegantes y sofisticados del
momento. Su basta trayectoria lo ha llevado a trasgredir sus propios limites, teniendo el
lujo de servir sus creaciones a los famosos y celebridades más importantes del mundo.

¿Cómo fueron tus primeros pasos en la cocktailería?
Mis comienzos fueron desde muy chico, trabajé de lavacopas, de ayudante de barra y de
mozo. Luego comencé a trabajar en barra y tiempo después financiando un local en
Saladillo, en mi pueblo. En Buenos Aires, trabajé en Crobar, Opera Bay y Club Araoz. Mi
primer bar fue La Cigale, un bar francés, donde me formé como bartender, dando mis
primeros pasos. Al poco tiempo, trabajé en la barra de una peluquería y en un club de
eventos privados, hasta que comencé a trabajar en Cook 3, primer laboratorio de cocina
de Sudamerica, un catering muy vanguardista para ese momento, donde estuve 4 años.
Allí terminé de formarme y aprender técnicas de gastronomía, comencé a interactuar con
otros bartenders que tenían una formación un poco más profunda desde lo técnico.

¿Cómo es tu estilo en la cocktailería?
Mi estilo es en principio autodidacta. Luego se puede decir que es bastante amplia,
debido a que en mi trabajo tanto asesorando bares o creando menúes especiales para
eventos, tengo que trabajar para distintos perfiles. Siempre me gusta mucho pensar en la
estética, en la presentación de los cocktailes, intentando destacarme en la visual de lo
que hacemos, porque considero que todo entra por los ojos.

¿Cuál es el trago que más te gusta hacer?
No tengo un cocktail que me guste hacer más que otros. Me gusta crear cocktailes
pensados para situaciones determinadas, para un momento del día, para un evento
especial, para asociar alguna temática, eso es lo que más me divierte desde el lado
creativo.
¿Cuál es tu cliente favorito?
Tengo varios. Una fue mi hermana, se casó hace algunos años y le hice su servicio de bar
en mi pueblo natal. Otro es Leonel Messi, a quien también le brinde el servicio para su
casamiento. Pero con el que mejor onda tengo es con el Pocho Lavezzi, es muy genio y
siempre hace eventos muy divertidos. También me gustó mucho haber atendido a los
Rolling Stones, a Barack Obama y al presidente Mauricio Macri.

¿Cuáles son tus ambiciones en este medio?
Siempre fueron las mismas, cambiar el mercado de bares en eventos y creo que de cierta
forma en los últimos años lo he conseguido. Otra es la de trascender, más allá de mi

empresa. Y por último, franquiciar el concepto de mi trabajo y llevarlos a otros países.
Combinar el trabajo con lugares que me gusten.


Si tuvieses que describir a Ginna Mag en un cocktail, ¿Cómo sería?
Me lo imagino fresco, complejo y único. En una copa elegante, con un cubo de hielo
cristalino, cognac, una de las bebidas más elegantes del mundo, jugo de lima para
hacerlo refrescante y haría una miel cocinada con cardamomo. Lo batiría y al servirlo le
haría un pequeño top de espumante.